lunes, 14 de noviembre de 2016

Review de Dystopia - Megadeth (2016)



                                                    Resultado de imagen de dystopia megadeth




 Dave Mustaine - Voz, guitarra
 David Ellefson - Bajo, coros
 Kiko Loureiro - Guitarra, piano
 Chris Adler - Batería
  
Aquí tenemos la decimoquinta criatura de nuestro querido Mustaine. Ante todo decir que un servidor siempre espera impaciente cada nuevo álbum de Megadeth y, afortunadamente, desde hace bastantes años no me defrauda. Sus discos podrán gustar más o menos, pero el listón en mi opinión siempre queda muy alto.
Una crónica que, por diversas razones, ha quedado injustamente postergada pero que, gracias a eso, me permite valorar este álbum de forma mucho más justa tras los cientos de escuchas que le he dado.
Ante nosotros tenemos lo que podríamos esperar: una nueva vuelta de tuerca a su inconfundible estilo, pero siempre innovando y logrando un álbum distinto y único.
Once cortes (más un cover) y 46 minutos en los que hay tiempo para degustar tanto riffs endiablados y bases rítmicas poderosas como partes acústicas y melódicas que son una delicia. La duración exacta, sin adornos ni rellenos y con las ideas muy claras.

Comenzamos con The threat is real, corte potente en el que vuelve la temática habitual de los últimos discos, la visión apocalíptica de Dave sobre el mundo, una distopía. Base rítmica rápida y precisa, buenos duelos entre Dave y Loureiro, con un Dave que sigue con su deterioro vocal crónico, pero que pone mucho empeño y encaja bien en el estilo de sus últimos discos.

Dystopia, corte que da nombre al álbum y, para mí, muy bien elegido. Tras una primera parte algo lineal, pero con un Dave muy implicado que nos va metiendo en atmósfera y nos introduce al apocalipsis, tenemos un cambio de ritmo y empieza lo bueno: una parte instrumental con sucesiones de riffs y una compenetración milimétrica entre los hachas y la base rítmica, yendo su potencia a más y pudiendo saborear uno de los tempos más rápidos del álbum.

Fatal ilusion, me recuerda un poco al estilo del TSHF. Comienza como un medio tiempo pesado para pasar a un corte bastante rápido con buenos duelos de guitarras y Adler dejándose los codos. Dave saca muy buen partido del nuevo batería, uno de los temas en los que le exprime a base de bien, demostrando que ha hecho un buen fichaje.
Lo mejor, el final del corte con un lacónico Dave: Evil never dies... It never dies!!!

Death from within
Me recuerda mucho a los tiempos del CTE, en el ritmo y forma de tocar la batería y algunos de los riffs. Incluso en la forma de entonar de Dave, que parece olvidar por un momento su ronquera crónica y es capaz de alcanzar ciertos agudos. Es un medio tiempo que cuenta con riffs bastante logrados y en ciertos momentos, vertiginosos, marca de la casa.

Bullet to the brain. Con buena pegada, mezcla de estilo entre TSHF y UA, sobre todo del primero, con esa atmósfera un tanto oscura que caracterizaba a casi todo el disco. Otro de los cortes notables del disco, con riffs y escalas brillantes sacando un buen partido de las guitarras, algo que define en gran medida a este Dystopia, y el batería haciendo un trabajo impecable.

Post American World. Otro corte que bien podría haber formado parte del CTE, salvando las distancias temporales. Una agradable combinación entre medio tiempo pesado en su base acústica, con un Dave en un tono más grave, rasgado, pero con pasajes acústicos excelentes y una parte final del tema brutal, con Adler aporreando de lo lindo y metiendo su doble pedal.

Poisonous Shadows. Comienza con una deliciosa parte acústica para dar entrada paulatinamente al resto de integrantes, algo que caracteriza bastante a este álbum, haber recuperado ese gusto por las partes más melódicas, sacrificando esa de etiqueta de “speed metal” que solía acompañar a la banda. Un ejemplo más del buen hacer de Mustaine a la hora de crear atmósferas sombrías y melancólicas, aderezado con algún teclado y coros femeninos. Curioso el cierre de la canción, con el virtuoso Loureiro al piano. Siendo el corte más largo del disco, para nada se me hace largo, una buena señal.

Y pasamos a una última parte del álbum para mí enmarcable:

Conquer or die. Una obra de arte, una melodía de esas que se te clavan en la cabeza, plasmada magistralmente en guitarras acústicas e incorporándose el resto de instrumentos para convertirse en un medio tiempo instrumental con soberbios duelos de guitarras que por momentos parecen gritar. Hacía mucho que Dave no se marcaba una instrumental tan sobresaliente técnica y compositivamente. Lo que en muchas canciones de otras bandas suelen quedar como intros aburridas y prescindibles, en el caso de este Dystopia son de lo más sobresaliente y le hace diferente. Recuerdo haberme despertado más de una mañana con esta canción sonando en mi cabeza.

Y como unión con la anterior, Lying in State, formando con ella una perfecta e inseparable dupla que debiera ser un fijo en los set list venideros. La más agresiva con diferencia de todo el disco, una bofetada de speed metal soberbio de principio a fin, supervisados por la voz de un Dave descorazonado, que trae pesimismo y rabia a partes iguales. Una banda rindiendo al 100% y exprimiendo al máximo sus instrumentos, aderezada con acertados efectos de estudio que crean una atmósfera aún más siniestra.

The Emperor
Tema muy poderoso que encaja perfectamente como cierre del disco. Muy en la línea del UA, podría haber sido un corte más de este álbum (y eso para mí es decir algo muy bueno). Canción que transmite mucha energía, con un Dave muy entonado a pesar de sus limitaciones. Y es que cuando este tipo se empeña en escupir rabia, sus cuerdas vocales no le traicionan.  Excelente trabajo de Adler y perfecta sincronización entre los guitarras y la base rítmica.

Foreign Policy
Excelente cover de la canción de Fear, como viene siendo habitual en los cover de Megadeth, muy logrados. Cañera de principio a fin, dejando muy alto el listón y con un Dave que más que cantar por momentos ladra y hace un esfuerzo impensable a estas alturas.
Un final que deja un sabor de boca muy, pero que muy bueno y nos hace olvidar que los años pasan, aunque se ve que no igual para todos.


Un disco en mi opinión muy redondo. Y una nueva demostración del talento y creatividad que aún conserva nuestro insustituible Dave. Es sorprendente la capacidad para componer y engrasar una nueva banda espantada tras espantada de sus miembros. A pesar de los cambios, la banda suena muy compacta, como un preciso reloj suizo. Los nuevos fichajes han sido un gran acierto y ojalá esta vez sean duraderos. El concepto de banda para Dave es el de un director de orquesta que dirige a unos talentosos ejecutores. Y lo hace con maestría.

 

The Threat Is Real»                           4:22
«Dystopia»                                        5:00
«Fatal Illusion»                                 4:16
«Death from Within»                        4:48
«Bullet to the Brain»                         4:29
«Post American World»                    4:25
«Poisonous Shadows»                       6:02
«Conquer or Die!» (Instrumental)     3:33
«Lying in State»                                3:34
«The Emperor»                                  3:54
«Foreign Policy» (Fear cover)           2:28

domingo, 4 de septiembre de 2016

Discos Junio-Julio-Agosto 2016

Sigo con Death Metal del bueno, un poco de punk melódico comercialote (pero una joyita, demasiado bueno comparado con el resto de su discografía (con el productor de Green Day a las riendas,ejem)) y el nuevo de Volbeat. Éste último cd ha pasado por varias fases en mi poder: al principio me pareció lo más soso y simple que me he echado en cara de éstos daneses; después, de tal simplicidad, algunos temas me engancharon soberanamente; y ahora está en una fase de descanso para valorar en un tiempo.  Tras la entrada de Rob Caggiano el rumbo más suave y comercial que ha tomado el grupo se me antoja bastante deliberado, para aumentar sus ventas más allá del panorama metálico. Su bajista de toda la vida ya ha abandonado el barco, yo no digo nada...









lunes, 15 de agosto de 2016

Rock Fest Barcelona-15,16,17 Julio 2016

Hola a todos, tras unos días de reposo del festi, ya procedo a contaros a grandes rasgos las actuaciones de los grupos que pudimos ver en éste notable Rock Fest de Barcelona. Tras 3-4 años sin ir de festi, ya  había muchas ganas, y que mejor manera de  hacer que acompañado de Cris (que ha regresado hecha toda una fan de algunas bandas, jeje) , y aderezado con unas merecidas vacaciones en la hermosa ciudad de Barcelona.

 Metaaaaall
En general el festival tenía las instalaciones y puestos adecuados para dar servicio y metal las veintiypoco mil personas congregadas cada día. Puestos de comida variadas, muchos urinarios, algún entretenimiento como carpas de Juego de Tronos y otra dedicada a Lemmy, bastante merchandising aunque la calidad de las camisetas, quitando el stand oficial del festival, bastante regulera: las típicas muy coloridas y de dibujo deficiente, como las que van a las fiestas locales, pero se ve que son todas del mismo proveedor y poco se puede hacer. Debido a los horarios nocturnos de metro tuvimos que sacrificar algunas bandas (King Diamond, Slayer…) ya que si perdíamos el último convoy te quedabas aislado en Santa Coloma (lugar donde se hizo el festi) a la espera de algún bus  o taxi.
Respecto a los escenarios, eran dos pegados, bastante grandes y en los cuales se iban alternando las actuaciones con una puntualidad exquisita, tanta que algunas bandas vieron recortados sus sets en algún tema, con 5 minutos entre banda y banda. El sonido muy bueno en todas las actuaciones, cosa que se agradece, y destacando el aumento de decibelios del tercer día.






Desgranemos a continuación las actuaciones por día:

VIERNES: Kreator, MSG,Blind Guardian.

Kreator: Lideraba la noche teutona la formación del entrañable Mille Petrozza, que desde hace 4 discos se encuentra en estado de gracia compositiva  y de ventas, cosa que se nota en su magnífico y mejorado espectáculo visual, y es que las ganancias bien invertidas pueden mejorar más aún si cabe la calidad de tus conciertos. Imaginad elementos la parafernalia tipo Kiss añadidos a los  violentos temas de  Kreator: llamas que hablan de infierno, explosiones en cambios de ritmo nucleares, lluvia ácida de papeles, hasta una pistola de aire a falta de munición real con la que disparar sus corrosivas letras. El pequeño finés Sami Yli-Sirniö, Mille y el bajista Christian Giesler son desde hace tiempo una engrasada máquina  de matar, melódica y potente a partes iguales, mientras que el esforzado Ventor aporrea con saña cada tambor de su sufrida batería. Es una banda que está creciendo a grandes pasos, y tras su ya dilatada trayectoria su techo parece estar todavía alto. La difícil elección de temas fue exquisita entre temas antiguos (por ejemplo Terrible Certainty, Awakening the Gods o Pleasure to Kill) y nuevos (Enemy of God, Warcurse, From blood into Fire), aunque son tantas las joyas de sus últimas discos que es difícil escoger. De su gran y última obra Phantom Antichrist cayeron 3 temazos. Debido, suponemos, a los horarios, no cayó Tormentor, para disgusto de sus fans más añejos. Petrozza tiene una nueva miembro para sus Hordas del Caos en Cris, jeje ;).

 ¿Kiss? No, Kreatorrr


video
MSG: Vimos  la recta final de su actuación compuesta por temas de Scorpions y Ufo. La banda, poco destacable para mí, gira en torno al hacha alemán Michael Schenker, que nos deleitó con unos exquisitos y melódicos solos, marca de la casa. No sé si destacar más las rítmicas o los solos de éste guitar hero, pero ese saber hacer con su instrumento está a alcance de pocos, sin ser de los más virtuosos, sin duda es de los más elegantes que he podido ver.

Blind Guardian: Uno de los blufs del festival. Su sonido y actitud a veces eran buenos, y la voz de Hansi sigue siendo como siempre sobresaliente y una de las mejores de la historia de  metal, pero la poca cafeína de los temas de sus últimos 15 años, el abuso de coros y partes pregrabadas y la ausencia total de espectáculo visual (ni siquiera un triste telón de fondo) hicieron que este concierto sea unos de esos (y van varios) a pasar por encima de los bardos  . No tocaron Mirror Mirror, por alargar algunos temas haciéndonos cantar en exceso (Valhaaalaaa), noooooouuuu. Aún pueden ofrecernos más, al menos en estudio, ánimo chicos.


                             
 Lleno el espacio vacío con mis brazos.

video

SÁBADO: Overkill, Iron Maiden, Barón Rojo

Overkill: un pequeño fallo de planificación nos hizo perdernos los dos primeros temas de nuestros ya familiares Overkill. Pasado Armorist y con los últimos compases de  Rotten to the Core llegamos corriendo cual Bobby tras los amplis para disfrutar por una vez más de la potencia de la mejor banda de thrash de las últimas 2 décadas. El calor abrasador no fue excusa para que nos incendiasen aún más con su ristra de temas entre las que incluyeron las poco habituales Infectious y Hammerhead. Con las clásicas  Feel the  Fire, Elimination, Hello from the Gutter... levantaron los primeros pogos del festival.  La banda  lo dio todo, destacando a Dave Linsk con una guitarra negra y verde guapísima, Bobby nota los años en la piel, pero no en la actitud  ni en la voz, qué manera de chillar y de alentar al púbico, ¡no tiene igual nuestro fibroso amigo!. Contaban a la batería con su pipa Eddy García, desconozco si temporal y estable, por problemas familiares de Ron,  que es una pena por Lipnicki, toda una bestia y revolución de sus últimos 3 discos de la banda. Se notó que no era el bataca habitual, ya que los precisos cambios de ritmo de los temas se veían ligeramente retardados en alguna ocasión. Bobby no se tiró, pero nos “fuckyoueó” a todos con toda la rabia de siempre. Como de costumbre, un 10.


¡ Corre Bobby!


Barón Rojo: los pobres hermanos de Castro llevan ya muchos años y conciertos sin poder dar todo  lo que fueron, y es una lástima que una banda de su nivel nos deje a todos la sensación de estar totalmente fundidos en cuanto a voz, espectáculo y actitud. Todo muy muy apagado, movimientos cansados, melodías destrozadas… necesitan meditar un descanso  o una retirada a tiempo.


Iron Maiden: Me podría extender mucho en  lo musical, ya que fue la banda que contó con más tiempo de actuación, y al respecto diré que al ser una banda que defiende firmemente sus álbumes cuando los lanza al mercado, contaron con muchos temas de su Book of Souls (no tantos como cuando tocaron el  A Matter entero), pero al ser, para mí, un álbum largo aburrido, no me llamaron en exceso esas canciones. Lo  que sí que voy a destacar es la siempre activa y energética actitud de la banda, y sobre todo la de ese superviviente y campeón llamado Bruce Dickinson. Tras superar un cáncer le vi con unas ganas de vivir y disfrutar como nunca, haciendo el mono (literalmente), animando y corriendo como si hubiese vuelto a nacer y nos quisiera hacer a todos, incluyendo a su banda, participes del milagro de vivir y de disfrutar cada momento. Siempre fue un grande, ahora  lo disfruta. Vocalmente sensacional. A las guitarras destaco la limpieza en los solos de Dave Murray . Steve Harris, otro luchador incansable con un sonido genial a las 4 cuerdas. A Nicko se le ve ya algo mayor, pero toda a banda rayó a gran nivel.  El escenario y los Eddies, una pasada. Acabaron con Wasted Years.
 Eddie is watching you!



SÁBADO: Anthrax, Amon Amarth, Thin Lizzy, Whitesnake. 

Anthrax: El único pero es haber visto a estos fieras 3 veces en 4 años,  lo que hace que su show te resulte ya demasiado familiar, pero aparte de éste detalle fue una de las grandes triunfadoras de todo el festival. La energía, buen rollo y calidad interpretativa de ésta banda está fuera de toda duda. Salen al escenario a merendarse al que se ponga por delante, y lo hacen con una sonrisa y unas ganas de divertir que contagian a su público desde la primera nota. Lo de Belladona tiene que ser estudiado por la ciencia: esa sonrisa, fuerza vocal, simpatía y manga larga a las 5 de la tarde no son normales. Siguen contando con el batería Jon Dette (Benante parece que tardará en volver), y el saltimbanqui de Bello, la perilla de Ian y la calidad de Donais ponen el escenario patas arriba, ya sea con sus manidos clásicos (¿para cuándo rescatarán algún otro tema de sus muchos temas antiguos, o alguno de la era Bush?), o con alguno de sus potentes temas del nuevo álbum, que no me ha llegado a convencer demasiado, pero que en directo suenan muy potentes. Belladona también cuenta con una nueva fan a partir de entonces ;).
 Patrocinados por Monster (en serio)

Amon Amarth: Todos a cubierto, que se cae el cielo. El volumen a tope para destrozar órganos internos, barco vikingo al frente para conquistar tierras vírgenes de metal y la ayuda de Odín para someter a los pobres mortales que sucumbimos a estos recios aniquiladores. Desde el primer segundo nos abatieron con sus machacantes ritmos, quedando a la luz que son una de las bandas del momento, y que están aprovechando su oportunidad. He de reconocer que en disco me parecen algo simplones y repetitivos, pero sobre el escenario ese mantra machacón y melódico a partes iguales es muy efectivo. A parte del carisma de Johan Hegg, y sobre todo su portentosa voz enfrascada en ese cuerpo de armario sueco de Ikea, es una banda totalmente sincronizada. Desde Pursuit of Vikings a Twilight of the Thunder God, aquí han ganado un fan (al menos en directo).
 Acojonante
Thin Lizzy: desde hace algún tiempo y tras muchos años tras la falta de Lynnot, parece que  todo el mundo tiene carta abierta para chupar del bote de su legado. No pongo en duda que la banda que interpreta sus exquisitos temas no esté a la altura, pero no me diréis que Scott Travis de los Judas, Tom Hamilton (bajista de Aerosmith),o un Ricky Warmick  de Black Star Riders, algo justo en la voz, poco tienen que ver con la original banda irlandesa. Un grupo de versiones, al fin y al cabo.

Whitesnake: Sentimientos encontrados con el sexy de Coverdale tras éste concierto. Su voz desde hace tiempo se ha roto, desgarrada por años y años de forzarla al máximo para ofrecerlos varios de los mejores discos y directos del hard rock de siempre. Ya había leído al respecto, pero hasta que no lo oyes con tus propias orejas no das crédito al mal estado vocal de David. Es como si tuviese catarro, resaca, afonía…todo a la vez, y quitando los gritos agudos, que erizan la piel, el resto de la actuación es una lucha contra una garganta que una vez dominó y que ahora necesita el constante apoyo de su joven y talentosa banda, y de su público para cantar los temas. No sé si es aplaudible por su parte el intentar dar ya lo poco que le queda en cada noche hasta que se rompa ya del todo, o si está estirando demasiado una retirada necesaria. Me inclino por lo primero, pero unas vacaciones para ese chorro de voz  que una vez fue, serían la mejor medicina. En lo musical, para mí, el mejor set list del festival, dejándose de temas modernos y yendo a saco a por sus clásicos: Slide it in, Fool for your loving, Give me all your Love….buff, y casi sin descanso. Entre temas, solo los necesarios solos para coger aire (a destacar el de la bestia de las batacas Tommy Aldridge, acabando con un aporreamiento a mano limpia de su instrumento cual primate enfurecido). Tenía muchas ganas de volver a ver a Coverdale  tras aquella gran actuación en Zaragoza de 2006, y su carisma y temazos siguen intactos, ojalá vuelva a ser el que fué en la faceta vocal.


 Strepsiiiiilsss

A ver si no pasa tanto tiempo hasta el siguiente festival, yeah.

El material gráfico y audiovisual es todo de Cris, que se lo pasó bomba, jeje. ( El blog no me deja subir vídeos de más de 100 megas, entre ellos de Overkill:(( . Si tengo tiempo intentaré hacer otra entrada con los vídeos que faltan desde youtube)